EMPEZANDO A JUGAR A RUNE

Ahora que casi todos los mecenas poseen ya su copia del RuneQuest 6, puede ser un buen momento para hablar de la iniciación al juego. RQ6 es un juego complejo, con muchas opciones y elementos que enriquecen mucho el juego una vez se dominan, pero que pueden abrumar a quienes dan los primeros pasos en él. Incluso quienes jugaron a la 3º edición, notarán que hay muchas cosas han cambiado desde entonces. Dejamos aquí una serie de sugerencias para ir avanzando en las mecánicas de RQ6 de forma paulatina que esperamos que os faciliten la introducción al juego:

Sobrecargado

Conviene escoger bien lo que vamos a llevar a nuestra partida de Rune, si nos excedemos puede que acabemos lamentándolo

Reglas: en las primeras partidas deja de lado todo lo que te sobre, las reglas de alcance, tamaño de arma, fatiga o movimiento estratégico, son un buen ejemplo. Utiliza los valores directos de dificultad, es decir, si una tirada hay que hacerla en difícil, resta -20%, no pierdas el tiempo haciendo cálculos. Si decides usar magia, quédate con la magia común y el teísmo y deja de lado la hechicería, el animismo y el misticismo.

Puedes también prescindir de las maniobras de combate en un inicio pero, puesto que son una parte esencial del combate en esta edición, quizás sea mejor opción que las limites a 5 o 6 maniobras para empezar y vayas añadiendo conforme vayáis cogiendo soltura con el sistema.

Ve añadiendo las reglas que más te gusten conforme os vayáis familiarizando con las que tenéis en juego. Un buen ritmo para ir añadiendo novedades es incorporar una regla nueva cada dos o tres sesiones. Obviamente, cada grupo de juego tiene su ritmo particular, así que marca tu propia pauta, eso sí, asegúrate de que las reglas que añadas se usen, para que todo el mundo se familiarice con ellas.

Ayudas de juego: algo que ya se menciona en el libro de RQ6 pero que recalcamos porque realmente es útil, ten a mano contadores para llevar la gestión de las acciones; dale a cada jugador tantos contadores como acciones tenga y haz que echen al centro de la mesa uno de ellos cada vez que gasten una acción. Esto, junto con tener dos o tres copias de las maniobras de combate a mano, agiliza bastante la gestión del combate.

La hoja de control de combate también facilita mucho las cosas, dásela a uno de los jugadores para que se encargue de ella y tú podrás estar más libre para solucionar dudas y controlar a los enemigos.

El combate: seguramente ya lo habrás notado si has tenido la oportunidad de leerte el juego, RQ6 es un sistema letal. Puede que no vayas a morir a las primeras de cambio, pero sufrir una herida que te incapacite para un combate y para el resto de combates de una partida, es bastante fácil. Dosifícalo. RuneQuest es más interesante cuando transmites el peligro en cada combate, no cuando este se convierte en rutina. Ten en cuenta una cosa a la hora de preparar los encuentros, un puñado de enemigos débiles suelen ser mucho más letales que un único enemigo poderoso.

Enemigos: empieza lanzando sobre tus jugadores enemigos no inteligentes, bien porque estos sean bestias salvajes, fanáticos, muertos vivientes o lo que se tercie. La idea es que los enemigos no realicen paradas ni esquivas, no tengan más de dos acciones y que no utilicen otras maniobras de combate que las específicas de sus armas (sean estas naturales o artificiales). De esta forma los combates serán bastante fluidos y los jugadores podrán acostumbrarse a usar las maniobras, ya que ellos las obtendrán con cierta facilidad.

Creación de personajes: una vez has hecho un par de hojas de personaje, las haces en 15 minutos. Sin embargo, al principio puede ser un proceso lento, especialmente si hacéis las hojas de personaje a la vez. A menos que sea el comienzo de una campaña y queráis hacerlas en grupo, es recomendable que repartas personajes pregenerados la primera vez. De este modo podéis empezar a jugar de inmediato y los jugadores ya tendrán experiencia con el sistema cuando vayan a hacerse sus propios personajes.

Al final cada maestrillo tiene su grimorio y seguro que tendréis buenos recursos para hincarle el diente al juego, estas son solo algunas ideas que nos han servido para iniciar nuestra andadura en una mesa en la que nos sentamos siete jugadores y un director de juego J

Salud!

4 ideas sobre “EMPEZANDO A JUGAR A RUNE”

  1. Creo que todo lo anterior son buenos consejos, y suscribo cada uno de ellos. Es curioso el modo en que puede podarse el sistema, desechando las reglas que a uno no le interesen, sin que el juego se resienta. Lo mismo puede dejarse en lo más básico, quedando así muy parecido a OpenQuest, que aplicar hasta el último y minucioso detalle. Personalmente, me encanta esa modularidad.

    1. Saludos Cronista!

      Creo que la que comentas es una de las mayores virtudes del sistema d100 y del RQ6 en particular: la posibilidad de ajustar el sistema a los gustos y necesidades de tu mesa de juego. Hemos leído entradas de gente que dice que es un juego difícil y que ha tenido alguna dificultad para llevarlo a la mesa de juego. Más que difícil, es complejo, porque tiene muchas opciones que controlar. Si limitas el número de opciones iniciales y vas incorporando más a medida que se gana experiencia con él, no ha de entrañar ningún problema para nadie.

  2. Me parecen consejos muy buenos. Curiosamente, en la campaña de RQ6 que he empezado hace poco, he hecho justamente esto que propones, pero sin pensar en ello. Por ejemplo, en el primer combate que hubo, unos enemigos dispararon flechas y ni miré la tabla de distancia y TAM. Bueno, en realidad casi me olvidé del todo que existía. Pero tampoco hizo ninguna falta. Es mucho mejor que la partida fluya sin detenerse demasiado en detalles que quedarse 5 minutos buscando cómo funciona una regla. Luego, después de cada partida, te vas a buscar la regla y te haces una nota mental para recordarla la próxima vez que surja. En cuanto a los efectos de combate, sí los hemos usado todos directamente desde el principio, pero repartí unas chuletas con resúmenes esquemáticos a cada jugador. También con los usos de los puntos de héroe, porque sobre todo al principio, pueden salvar la partida de un amargo final.

    1. Saludos Runeblogger!

      Gracias por tu comentario. Creo que ese es el mejor camino, empezar con lo básico o lo que más agrade a tu mesa y añadir poco a poco lo demás, si es que la forma de jugar de tu mesa lo pide, porque hay reglas que se pueden quedar en el tintero y que no se van a echar en falta.Y si, para los efectos de combate lo mejor es tener resúmenes a mano, sobre todo al principio :)

Responder a Runeblogger Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>